En marzo, las solicitudes de este seguro alcanzaron su mayor nivel en un año.

 

Desde el año 2002, los trabajadores con contrato regido por Código del Trabajo, cuentan con un Seguro de Cesantía que les brinda diferentes beneficios en caso de quedar sin empleo.

Este beneficio social está a cargo de la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC), y entrega una suma de dinero, beneficios de salud, asignación familiar, becas de capacitación y acceso a la Bolsa Nacional de Empleo.

Los recursos acumulados en la cuenta individual por cesantía son de propiedad del afiliado. Estos dineros ganan rentabilidad y no pagan impuestos al momento de ser retirados de la cuenta. Asimismo, si el trabajador nunca queda cesante, el dinero en esta cuenta puede traspasarse a su cuenta de capitalización individual (AFP) cuando vaya a pensionarse.

 

Cada trabajador afiliado a la AFC tiene una cuenta individual por cesantía, en la que el empleador debe cotizar mensualmente un porcentaje (dependiendo del contrato) de la remuneración del empleado.

 

AUMENTO DE SOLICITUDES

El pasado miércoles, la Superintendencia de Pensiones reveló la cantidad de solicitudes recibidas para dicho seguro durante el mes de marzo, totalizando 133.945, que corresponde a un aumento de un 4,1% respecto al mismo mes de 2016, además de un incremento cercano a los 40 mil requerimientos más que en febrero.

Asimismo, informaron que de este total, el 65,4% son trabajadores que contaban con contrato indefinido, en tanto, el 36,6% eran mujeres. El monto promedio de dicho mes fue de $301.047. En total, los afiliados al Seguro de Cesantía a lo largo de Chile ascienden a 9.117.617. 

 

HAZ CLICK AQUÍ PARA CALCULAR EL MONTO ACUMULADO DE TU SEGURO DE CESANTÍA