La vida está llena de decisiones. Desde que nos levantamos bien temprano hasta que nos acostamos, todo son elecciones una detrás de otra. Son estos pequeños dilemas y sus resultados los que reflejan nuestra personalidad de forma inconsciente.

¿Por qué café solo y no con leche? ¿por qué camisa azul y no verde?  tacón ¿sí o no?. Cada uno tiene sus motivos para elegir una u otra opción, y rara vez son los mismos en todas las personas.

Hoy vamos a mostraros una imagen y os pediremos que elijáis uno de los 4 protagonistas con el que más te identificas. Dependiendo de vuestra elección, obtendréis una u otra cosa de vuestra personalidad.

Señor 1:

Eres una persona que acepta las cosas tal y como vienen. No es que te rindas fácilmente, simplemente es que has aceptado que no puedes hacer nada para cambiar las cosas y lo asumes. Evitas las discusiones siempre que puedes, sobretodo por que prefieres la tranquilidad. Tampoco te gusta el barullo ni los ruidos fuertes. Normalmente eres un ser honesto y amable.

Señor 2:

Eres una persona impulsiva. En ocasiones tomas decisiones rápidas y precipitadas y eso puede traer malas consecuencias. No te tomas tiempo para analizar las situaciones detenidamente y te cuesta vislumbrar los pros y contras a medio/largo plazo. Mucha gente piensa que eres terco, pero esto se debe a la dureza de tu carácter.

Señor 3:

Eres un hombre impulsivo que va directamente a la conclusión de las cosas. Nunca te das por vencido y siempre intentas hacer valer tus derechos. Los negocios se te dan bien y puedes llegar muy lejos en ese mundo. Tienes un don natural para planear estrategias y llevarlas a cabo.

Señor 4:

Eres un auténtico rebelde. Eres capaz incluso de ir contra tus propias ideas, solo para probar hasta donde puede llegar la otra persona. Para ti todo es una forma de jugar y de divertirte. Solo se vive una vez y quieres aprovecharlo al máximo. Llevas en la sangre el ser un revolucionario y eso nadie lo puede cambiar.

Vía: lavozdelmuro