A partir de este miércoles entra en vigencia el cese de emisión de las monedas de $1 y $5 y la obligación de aplicar la regla de redondeo a la cuenta final terminada entre $1 y $9 de los pagos que se realizan en efectivo.

La Vega Central de Santiago fue elegida como el punto de partida simbólico de la puesta en marcha de esta ley, con compras realizadas en el recinto por el vicepresidente del Banco Central, Sebastián Claro, y el gerente general de la institución, Alejandro Zurbuchen, en las que se aplicó el redondeo.

La regla consiste en que las cuentas finales terminadas de $5 hacia abajo deben ser redondeadas hacia la decena anterior, mientras que las cuentas finales iguales o superiores a $6 deben ser redondeadas hacia la decena de arriba.

Para facilitar el proceso mediante el cual se implementa la Ley, el Banco Central lanzó el 4 de octubre una campaña publicitaria que se mantendrá hasta el 12 de noviembre, de manera de que todos los habitantes del país se puedan informar sobre la forma en que opera el redondeo.

“Esperamos que con la colaboración de todos, este proceso se desarrolle fluidamente y que de manera paulatina, estas monedas desaparezcan de circulación”, dijo el Vicepresidente del Banco Central.

La regla de redondeo tiene por objetivo facilitar las transacciones para los pagos en efectivo, dado que dejan de emitirse las dos monedas de menor denominación, lo que se responde al escaso uso y valoración que el público les da, a lo que se suma el alto costo de producción que tienen.