La Comisión Nacional de Riego (CNR) entregó bonificaciones en la parcela de un pequeño agricultor que perdió todo tras los incendios forestales del 2017 y que hoy gracias a su esfuerzo, el apoyo de Prodesal de San Nicolás y la CNR, ha podido salir adelante cultivando hortalizas, llegando a producir este año más de 8 mil lechugas.

El Coordinador Zonal Biobío-Ñuble de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Javier Ávila, junto al Seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, y el alcalde de San Nicolás, VictorToro, encabezaron la ceremonia de entrega de bonos de riego correspondiente al último concurso del convenio entre la CNR y el Gore Biobío. 

Cabe recordar que este convenio se firmó cuando aún Ñuble era parte de la región del Biobío, por lo tanto, el concurso benefició a agricultores de la nueva región.

Se entregaron nueve bonos de riego de los cuales siete beneficiaron a familias de San Nicolás y el resto a una familia de Chillán y otra de Pemuco, las cuales podrán instalar sistemas de riego por goteo y microaspersión con construcción de estaque y con generación de energía fotovoltaica conectada a la red eléctrica. 

El costo máximo de cada proyecto no debe superar las UF400 ($11 millones de pesos aproximadamente).

La actividad se desarrolló en el sector Piedra Lisa, en la parcela del pequeño agricultor hortalicero, Armando Badilla, quien ya cuenta con un sistema de riego por goteo con generación de energía fotovoltaica conectado a la red eléctrica, el cual se adjudicó en un concurso especial de emergencia que la CNR lanzó tras los incendios forestales del 2017.

“Quisimos entregar estos bonos de riego en la parcela de don Armando, para que los beneficiarios vean cómo este agricultor logró salir adelante, pese a la adversidad, y aprecien cómo un proyecto de riego le puede cambiar la vida a una familia” señaló Javier Ávila, Coordinador zonal Biobío-Ñuble de la CNR, quien además agregó que, “tenemos el mandato del Presidente Sebastián Piñera y el Ministro de Agricultura Antonio Walker de poner especial énfasis en apoyar a la pequeña agricultura, la cual en nuestra región de Ñuble tiene presencia mayoritaria, Queremos a través del riego continuar trabajando en esa línea”.

Por su parte el Seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, señaló que “qué mejor ejemplo que don Armando Badilla, un agricultor que lo perdió todo con los incendios forestales del 2017 y que ahora nos muestra su pozo, su panel solar, sus invernaderos, su riego y una diversidad de cultivos que responde al manejo agroecológico que la municipalidad de San Nicolás está llevando a cabo a través del equipo Prodesal”.

Bórquez además agregó que “los agricultores beneficiados están dando un gran paso para crecer, pero como Ministerio de Agricultura, estamos convencidos de al asociarse podrían mejorar significativamente su calidad de vida y seguiremos trabajando para conseguir ese objetivo”.

A su vez el alcalde de San Nicolás, Víctor Toro señaló que “estamos contentos con estos proyectos de riego de la CNR que benefician a 7 familias de nuestra comuna y esperamos que esto se siga replicando en el tiempo, ya que la falta de agua y tierra de no muy buena calidad ha generado el retraso de nuestros agricultores; sin embargo, en los últimos años con el apoyo del Ministerio de Agricultura a través de Indap y ahora con la CNR tenemos la posibilidad aumentar los emprendimientos en el secano”. 

Armando Badilla y su familia viven en el sector de Piedra Lisa de San Nicolás y cuentan con un terreno de una hectárea y media, que fue afectada por completo con los incendios forestales del año 2017. Actualmente cuentan con ovejas, abejas, invernaderos con distintos tipos de hortalizas y frutales. “Estamos felices con el proyecto de riego de la CNR, porque junto con regar ahorramos bastante, antes pagaba más de $50 mil en luz y ahora he llegado a pagar cuentas de $4 mil”.

El pequeño agricultor se dedica a cultivar coliflor, brócoli, morrones, zapallos italiano, ajies, acelga, y con mayor énfasis lechugas.