Con el propósito de promover un proceso de continuidad en la educación de jóvenes inmigrantes, el diputado Gustavo Sanhueza presentó junto a un grupo de parlamentarios de la UDI, un proyecto de resolución dirigido al Ejecutivo, con alcance a las carteras de Interior, Desarrollo Social y Educación, que busca facilitar los trámites necesarios para que estos jóvenes estudiantes puedan continuar sus estudios.

La iniciativa menciona que “más de un millón de inmigrantes se han establecido en Chile, encontrando en nuestro país un sitio que ofrece no sólo oportunidades para su desarrollo material, sino también condiciones políticas acordes con su dignidad de ser humano y que han sido vedadas por los gobiernos de sus países”.

De esta manera, el proyecto propone que estas personas cuenten con su documento identificatorio o cédula de identidad para inscribirse en la próxima Prueba de Selección Universitaria (PSU).


“La política migratoria no sólo debemos concebirla en el ámbito de la seguridad pública, implica también fomento y promoción de este grupo de personas que han escogido nuestra Patria para la ejecución de sus anhelos y talentos”, sostuvo Gustavo Sanhueza.

“Todos los extranjeros que vienen a aportar a nuestro país, cumpliendo con todos los protocolos legales, deben tener mejores espacios de igualdad en nuestra sociedad, en valores como la democracia, el respeto de los derechos humanos y la promoción social para que puedan acceder a mejores beneficios como familias”, agregó.

De ser aprobada la iniciativa, el Gobierno debe establecer nuevos mecanismos administrativos tendientes a que los jóvenes inmigrantes que se encuentren en proceso de terminar sus estudios secundarios puedan rendir la PSU, para posteriormente optar a una carrera profesional o técnica.