Presentar a la ciudadanía los resultados del Primer Estudio sobre el Consumo de Alcohol y otras Drogas en Población de Educación Superior de la Región del Biobío, fue el objetivo de la reunión realizada por SENDA durante esta jornada y a la que asistieron el seremi de Educación Fernando Peña y la Red de centros de educación superior de la Región.

Este es el primer estudio en estudiantes de Educación Superior, pero no es representativo de todo el país, ya que no se logró la participación de todas las casas de estudio,  de igual forma nos muestra una realidad de la que como sociedad hay que cambiar.

El fenómeno que se observa es que a partir de los 13 años y mientras aumenta la edad aumenta también el consumo de drogas. La generación de jóvenes que hoy están en la Educación Superior es la que según una serie de estudios Senda en 2011 mostró el primer gran aumento de consumo de drogas que se mantiene en niveles alarmantes. Este estudio muestra que los estudiantes universitarios, de centros de formación técnica y de institutos profesionales están enfrentando problemas no solo a su salud mental, sino que también de consumo de drogas. Una realidad que se debe enfrentar como gobierno y como Estado en conjunto con las casas de estudio.

Para el director regional de Senda, Jorge Bastías, el tema de la marihuana es preocupante, “claramente ha habido una normalización del consumo a través de los discursos poco claros y condescendientes con esta sustancia. Esos discursos permearon a la generación que hoy está estudiando en la educación superior. No solo se observa un alto consumo, también una baja percepción de riesgo, además de una oferta que supera por lejos al resto de las drogas”, señaló.

Asimismo, el Seremi de Educación, Fernando Peña, recalcó que “es importante revertir este paradigma de que quienes ingresan a la universidad o a una institución de educación superior vienen con la suficientes herramientas y sobre todo madurez para tener un autocuidado apropiado sobre todo con respecto a la percepción de riesgo  que tienen con respecto al consumo, principalmente de la marihuana”.

Las instituciones de educación superior también tienen la palabra sobre estas cifras, Patricia Jara, directora del programa interdisciplinario de drogas de la Universidad de Concepción, indica que “creemos que este es un tema que se debe abordar desde la familia, hay varias situaciones que tienen que ver con el ingreso del estudiante al medio universitario, donde hay muchas exigencias y donde la adaptación es un punto importante, en el cómo enfrenta estos cambios el estudiante que viene entrando a la educación superior”.

En el año 2017 empujados por el interés de la Mesa de Instituciones de Educación Superior de la Región del Biobío, se inician las conversaciones para la realización de un estudio de consumo de drogas en población universitaria.

Entre septiembre de 2017 y enero de 2018 se firmaron los convenios de colaboración entre Senda y cada Institución por separado.

Entre mayo y junio de 2018 comienza el estudio en terreno con la aplicación del cuestionario y se logró la participaron 8.557 estudiantes de 13 casas de estudio en 5 regiones del país. Por sobre lo esperado, ya que se estimaba que se llegaría a 7.000 estudiantes.