Con la presencia de la gobernadora de Itata, Rosanna Yáñez; el seremi de Vivienda y Urbanismo de Ñuble, Carlos Urrestarazu; el alcalde (s) de Coelemu, Cristian Ortiz; la directiva del Consejo Vecinal de Desarrollo y más de  un centenar de vecinos, se ejecutó la emotiva ceremonia de firma de contrato de barrio, en el polígono 11 de Septiembre - Los Castaños, actividad enmarcada dentro del Programa “Quiero mi Barrio”, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que permitirá comenzar el proceso de licitación y posterior ejecución de diversas obras de infraestructura que definieron los propios vecinos.

 

El contrato de barrio se divide en cinco proyectos de obras físicas, siendo la primera la “Ruta segura Los Castaños”, que contempla la re-pavimentación de 260 metros lineales de pasaje Los Copihues, circunvalación y El Laurel, así como también la implementación de mobiliario urbano y arborización, estacionamiento de bicicletas e iluminación peatonal.

 

La segunda intervención considera el mejoramiento de tres áreas verdes existentes, además del diseño y construcción en cuatro sitios eriazos, donde se proyecta la  implementación de pavimentos e instalación de mobiliario urbano y juegos infantiles.

 

El mejoramiento de la multicancha y la revitalización del centro comunitario forman parte también de las obras que contempla el plan maestro que se ejecutará en el sector, destinado a recuperar los espacios y a fortalecer tanto la relación entre los vecinos como la identidad del barrio.

 

La gobernadora de la provincia del Itata, Rossana Yáñez, destacó que los vecinos son y seguirán siendo los protagonistas en el mejoramiento de su barrio. “Esto les da sentido de pertenencia y empodera a la gente a hacer autogestión, ya que este programa fortalece los lazos de la comunidad”, expresó.

 

La intervención del “ Quiero Mi Barrio” también incluye una obra de confianza, que permitirá la implementación de señaléticas, reductores de velocidad, vallas peatonales y cambio de luminarias a tecnología led.

 

El seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de Ñuble, Carlos Urrestarazu, destacó la participación de los vecinos en la priorización de las obras y subrayó que la firma de este contrato es la culminación de un trabajo en conjunto con el municipio y el Consejo Vecinal de Desarrollo “llamo a los vecinos a cuidar y a que se apropien de este programa. Se viene la parte más entretenida, los treinta meses en que comenzarán a ver cómo se concretan las obras que ya se han definido. Esperamos que este año tengamos un nuevo concurso para abrir el llamado a más comunas que puedan participar y que ojalá tengamos nuevos beneficiarios en la Región de Ñuble”, manifestó.

 

En su intervención, el alcalde (S) de Coelemu sostuvo que el documento firmado recoge las inquietudes y necesidades de todos los vecinos del Barrio 11 de Septiembre- Los Castaños, las que se verán reflejadas en obras físicas y sociales que se ejecutarán dentro de los próximos dos años de intervención del programa “Quiero mi barrio” durante su segunda fase.

 

Por su parte, el presidente del CVD, Rodolfo Rodríguez,  destacó el trabajo que se viene realizando hace unos meses entre los vecinos y los equipos técnicos del municipio y del MINVU, lo que ha permitido dar a conocer sus inquietudes y necesidades, las que serán trabajadas durante el tiempo que se ejecuten los proyectos en el sector, “quiero invitar a todos los vecinos a participar de las reuniones y encuentros que seguiremos realizando, que van en beneficio directo para mejorar la calidad de vida de cada uno de los vecinos del barrio”, expresó.

De esta forma los residentes del sector serán beneficiados con la revitalización de sus espacios públicos, además de la intervención social con diversas capacitaciones y talleres, que tendrán como objetivo principal reactivar el entramado social, con una inversión total superior a los $760 millones, para mejorar la calidad de vida de los 942 habitantes del Barrio “11 de Septiembre – Los Castaños” en Coelemu.