Pedro Navarrete Ugarte, ingeniero civil químico, será el encargado de liderar este organismo público en Ñuble. Destaca su desempeño como Secretario Regional Ministerial de Medio Ambiente de la Región del Biobío y como Superintendente de Gestión Ambiental de CMPC Celulosa S. A.

 

El ingeniero civil químico de la Universidad de Concepción, Pedro Navarrete Ugarte, fue presentado hoy por el Intendente de la Región de Ñuble, Martín Arrau, como el nuevo director regional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), luego de un proceso por Alta Dirección Pública.

Navarrete posee más de 35 años de experiencia profesional y consta de una amplia trayectoria en gestión ambiental. Fue Gerente de Asuntos Ambientales y Sustentabilidad para la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción, jefe del Departamento de Asuntos Hídricos y Ecosistemas Acuáticos del Ministerio del Medio Ambiente y también se desempeñó como Secretario Regional Ministerial de Medio Ambiente en la Región del Biobío.

Asimismo, ejerció como Superintendente de Gestión Ambiental de CMPC Celulosa S.A. y fue Director Regional de la Dirección General de Aguas en la Región del Biobío.

Junto con felicitar al nuevo director, el Intendente Arrau enfatizó en que su rol será fundamental para el desarrollo sustentable de Ñuble: "Nuestra región está en un período de crecimiento con inversiones, con llegada de nuevas empresas; pero también el Presidente Sebastián Piñera nos ha pedido que nuestro crecimiento y nuestro desarrollo como región sea con respeto al medioambiente, con un desarrollo sustentable; y es por eso, es importante que la ciudadanía tiene que saber que existe un organismo encargado de hacer cumplir esas leyes, de velar porque los proyectos estén dentro del marco normativo”.

En tanto, el nuevo director regional junto con agradecer la confianza de la ministra de Medio Ambiente, el director nacional del SEA y del Intendente Arrau para ejercer este cargo, aseguró que “como tareas centrales y estratégicas  se encuentran el fortalecimiento del SEA, mejorando plazos y la evaluación, generando instancias de diálogo temprano entre la comunidad, los titulares del proyecto y el SEA, para así respetar la naturaleza y la calidad de vida de las personas; mientras que en materia de desafíos para la región, éstos corresponden al reciente desarrollo de proyectos relacionados con los cultivos frutales”.