La Seremi de Desarrollo Social, Doris Osses, instó  a través de un oficio a más de 50 entidades públicas de la región de Ñuble a denunciar oportunamente  los casos de violencia y/o vulneración de derechos de  niños, niñas  y adolescentes (NNAs),   indicando que en caso de no hacer la denuncia correspondiente se expondrán a un sumario administrativo, además de acciones penales.

Ello, a raíz  de los últimos hechos ocurridos en  las ciudades de Linares y Paine, donde una niña de un mes murió luego de caer de la cama, y  donde otro  menor, también de un mes, fue golpeado por su padre, casos que engruesan la lista de  cinco mil denuncias  de violencia intrafamiliar ocurridas en Chile durante 2018.

 

“Hoy existe un mandato legal, a través del artículo 175 del Código Procesal Penal, que establece la obligación que tienen los funcionarios públicos de denunciar el delito del que tengan conocimiento en el ejercicio de sus funciones”, sostuvo  la autoridad y agregó que  “Hoy más que nunca se hace necesario  informar y  denunciar, dado las lamentables noticias  que siguen ocurriendo en el país”.

 

Osses resaltó que en Ñuble, de acuerdo a datos aportados por la encuesta CASEN 2017,  existe  un 30,3%  de los hogares con niños, niñas y adolescentes (NNA) que  declaran haber presenciado o vivido situaciones  de violencia  en el último tiempo, versus el 21% en los hogares sin NNA;  mientras que un 40, 5% de los hogares  con NNA dice haber presenciado o vivido situaciones de consumo de drogas o alcohol o tráfico de drogas, versus un 31,7% de los hogares sin NNA. En este sentido, indicó, si bien las cifras nos   sitúan en un décimo y duodécimo lugar respectivamente, nos entregan un importante desafío en materia de prevención y protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes de la región”, expresó.

 

En virtud del artículo 175 del Código Procesal Penal, están obligados a denunciar "los fiscales y los demás empleados públicos, los delitos de que tomaren conocimiento en el ejercicio de sus funciones, y especialmente, en su caso, los que notaren en la conducta ministerial de sus subalternos", además de los "directores, inspectores y profesores de establecimientos educacionales de todo nivel, los delitos que afectaren a los alumnos o que  hubieren tenido lugar en el establecimiento".

 

“Estamos haciendo todo lo necesario para cumplir con el mandato de nuestro presidente Sebastián Piñera, quien ha sido enfático en colocar a  los niños, niñas y adolescentes  de Chile en primer lugar; razón por la cual se creó la Subsecretaría de la Niñez. En este sentido, hemos hecho hincapié en la necesidad de comprometernos en nuestro trabajo con la Infancia y, específicamente, en la obligación de denunciar las vulneraciones a los derechos de los niños(as) y/o contra su integridad”, expresó  la autoridad.

Cabe recordar que la Seremi de Desarrollo Social es quien deberá velar por la operatividad de la Mesa Regional de la Niñez, hito que encabezó la Subsecretaria de la Niñez, Carol Bown,  en enero pasado, debiendo  convocar  a todos sus integrantes al menos dos veces en el año.