Se trata de tres proyectos de APR en los sectores de Curica, Llequén Sur y Puyamávida Poniente, que beneficiarán a más de 230 familias.

Con mucha satisfacción tomaron autoridades y dirigentes la aprobación por parte del Consejo Regional (Core) de Ñuble de recursos, a través de la Subdere, para tres proyectos de Agua Potable Rural (APR) en San Nicolás,provincia de Punilla.
Los beneficiados fueron los APR de Curica, por $ 199,4 millones; Llequén Sur, por $ 215 millones y Puyamavida Poniente, por $ 236,1 millones, los que beneficiarán a un total de 231 familias.


“En Ñuble, el agua potable rural es una prioridad, así lo ha dicho el presidente Sebastián Piñera y el Intendente, Martín Arrau. Es uno de los ejes del Plan Ñuble y así se lo hemos hecho saber a los dirigentes y miembros de los proyectos de APR que espero reciban con mucha satisfacción la aprobación de estos recursos que permitirán materializar tres importantes proyectos para San Nicolás y para la provincia de Punilla”, manifestó el gobernador Cristóbal Martínez.


La autoridad provincial destacó la cantidad de beneficiarios de estas iniciativas, tomando en cuenta que más de 15 mil personas y un 18% de las viviendas de Ñuble todavía no cuentan con agua potable.

La directora regional de la Subdere, Bárbara Kopplin, en tanto, manifestó que “con estos proyectos estamos entregando dignidad a personas que han esperado por años o que nunca han contado con agua y deben abastecerse con camiones algibe”.


Eliseo Neira, presidente del APR de Llequén Sur, para el que se aprobaron recursos de su primera etapa, explicó que son siete años de espera y que los fondos otorgados representan “un anhelo para mucha gente. Estamos consumiendo agua de pozo, de vertientes, que son aguas contaminadas (...) El otro día el Gobernador me llamó por teléfono, fue a ver el lugar de la obra, me felicitó por el orden del proyecto y yo le agradecí enormemente; entonces recibir el apoyo de las autoridades es muy grato”.
José Fernández, presidente del APR de Curica, expresó que se trata de una iniciativa que estaba en carpeta por ocho años. “Con este proyecto esperamos solucionar los problemas que teníamos”, espera.