Entregar una mejor atención a las mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar y facilitar los antecedentes respectivos a las instituciones correspondientes, fue el eje central de la capacitación que recibieron los funcionarios de la Quinta Comisaría de Quirihue, por parte de profesionales del Ministerio Público.


La orientación que recibieron los carabineros de la unidad se relacionó directamente con los riesgos que tienen las mujeres que viven en contexto de violencia al interior de su núcleo familiar y cómo poder abordarlos con las medidas necesarias y acciones de protección.


Para ello, en la capacitación se analizó la Pauta Unificada de Riesgo de Violencia contra la Mujer emanada desde el Gobierno y que cuenta con el compromiso de trabajo del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, y las policías.


"Revisamos la unificación de estos criterios de atención y de las voluntades de todas las instituciones intervinientes para que en conjunto avancemos con la responsabilidad de dar protección a las mujeres que están siendo vulneradas y agredidas en su contexto de pareja", indicó el comisario de Quirihue, mayor Francisco Bustos.


Cabe mencionar que en la jurisdicción de dicha unidad policial, compuesta por Coelemu, Cobquecura, Ninhue, Trehuaco, Portezuelo, Ñipas, Guarilihue y Vegas de Itata, sólo este 2019 se han recibido 28 denuncias de mujeres víctimas de violencia y se han tratado 44 casos de violencia psicológica (derivadas al Juzgado de Familia), además de enfrentar a inicios de abril el primer femicidio del año en Ñuble.


"Con la revisión de los criterios de atención vamos a poder obtener la información necesaria del los hechos y entregar la mayor cantidad de antecedentes a fin de tomar los cursos de acción que se requieran para brindar apoyo y protección a las víctimas", agregó el mayor Bustos.