Un positivo balance realizó el equipo del OS7 de Carabineros de Ñuble tras finalizar el primer trimestre de este 2019 con la suma de 97 intervenciones en casos asociados a delitos y faltas contra la Ley 20.000 de Drogas, lo que se traduce en poco menos de la mitad de las realizadas durante todo el 2018.

En efecto, el año pasado el equipo antidrogas realizó 301 procedimientos, de los cuales 115 terminaron en ingreso y registro a domicilios en investigación. Este primer trimestre ya se ha ingresado a 52 inmuebles donde se ha establecido la ocurrencia de ilícitos.

El aumento de droga disponible para la población y la mayor demanda de consumo son los primeros puntos en la pauta de trabajo del personal especializado de Carabineros, que ha apuntado los esfuerzos a disminuir la oferta y la llegada de esta droga a los hogares de la región, poniendo énfasis en el trabajo colaborativo con la comunidad.

“Una parte importante de los exitosos resultados que hemos obtenido se sustentan en las denuncias que los vecinos hacen al fono 135 de forma anónima; hay una preocupación constante por la diversidad de droga que hay disponible y, sobre todo, por aquellas drogas de diseño que hoy circulan y que estamos viendo en distintos puntos del país”, señala el jefe del OS7 de Ñuble, capitán Juan Guzmán.

Tras las intervenciones realizadas en lo que va de este año, el equipo especializado logró decomisar en total 70 kilos y 998 gramos de droga, entre ella, 68 kilos y 530 gramos de marihuana elaborada, 2 kilos y 30 miligramos de pasta base de cocaína y 428 gramos de clorhidrato de cocaína. En resumen, este primer trimestre del 2019, el OS7 ha incautado el 87% de la cantidad decomisada en todo el 2018 (80 kilos).

A estas positivas cifras del año en curso se suman las 4.535 plantas de cannabis sativa incautadas (el doble de las plantas decomisadas durante el año pasado), las 8 armas requisadas, la desarticulación de tres bandas criminales, 120 detenidos y la erradicación de 46 puntos de microtráfico en Ñuble, sobre todos aquellos que estaban cercanos a colegios.

“Nosotros hicimos un levantamiento de información y posterior análisis de inteligencia en los sitios donde teníamos antecedentes de que ocurrían ilícitos asociados a drogas, ahora estamos teniendo los resultados de dicha labor, y que no sólo se relacionan con la marihuana, sino que también con otros tipos de drogas duras, pero que comprometen procesos investigativos secretos más extensos y de los cuales pretendemos tener resultados en el mediano plazo”, agrega el capitán Guzmán