Marta Bravo, seremi de Salud, informó que se confirmaron dos nuevos casos de Hantavirus en Ñuble, luego de análisis realizados por el Laboratorio del Hospital Clínico Regional Guillermo Grant Benavente de Concepción. Se trata de una persona de sexo masculino de 42 años, con residencia en el área rural de Quilmo, Chillán Viejo; y de una mujer de 36 años con domicilio en Bulnes.

 

“Ambos pacientes fueron derivados al Hospital Las Higueras de Talcahuano, manteniéndose estables, bajo observación, en la Unidad de Cuidados Intensivos de ese recinto hospitalario”, puntualizó Bravo, añadiendo que se encuentran activados los protocolos de investigación epidemiológica ambiental para determinar los posibles lugares de contagio y actividades de riesgo de ambas personas.

 

Con estos casos, suman 6 las personas contagiadas con Hantavirus durante el presente año en Ñuble, dos de las cuales fallecieron. El último de ellos, con residencia en Bulnes, sin conexión con el nuevo caso presentado en esa comuna del Diguillín.

 

La seremi Bravo instó a no olvidar las medidas de prevención para evitar nuevos contagios, considerando que si bien en la temporada estival se registran la mayor cantidad de casos, existe probabilidad de contagio durante todo el año. "Hay que ventilar espacios que han permanecido cerrados, rociar el suelo y superficies con agua y cloro, para luego barrer y limpiar. Además, hay que mantener los alimentos y agua fuera del alcance de los roedores, almacenándolos en envases herméticos; y mantener el exterior de las viviendas y bodegas, libres de maleza y basura”, explicó Bravo.

 

Otra recomendación es sellar y desratizar bodegas, y mantenerlas ventiladas y ordenadas, sin materiales de desecho.

Asimismo, a los veraneantes, se les insta a elegir campings habilitados, limpios y libres de matorrales y pastizales, además de usar carpas con piso, cierre y sin agujeros.


“No hay que dejar ollas o utensilios al alcance de los ratones, y hay que guardar los alimentos en envases resistentes con tapa. El llamado en los sectores cordilleranos y de la costa interior es a caminar solo por senderos habilitados”, afirmó Bravo.

En los campings, también hay que mantener la basura en recipientes cerrados y, si es necesario, enterrarla a una profundidad superior a los 50 centímetros; no recolectar frutos silvestres que crecen a ras de suelo, arbustos bajos o frutos caídos, recolectar leña en lugares ventilados, no usar establos o bodegas como refugio, entre otras acciones preventivas.

 

El Síndrome Pulmonar por Hantavirus es una enfermedad infecciosa aguda, habitualmente grave, que puede ser mortal y que está presente en Chile desde la década de los 90. Se adquiere por contacto con fluidos de ratones silvestres de “cola larga” (Oligorizomys longicaudatus) portadores del virus, principalmente a través de las fecas y orina que dejan en los matorrales o en espacios cerrados como cabañas y bodegas. Los aerosoles de esta orina son inhalados por las personas produciéndose el contagio.

 

Los síntomas son fiebre alta, dificultad respiratoria, entre otros, y hay que considerar los antecedentes a si la persona estuvo en una zona rural o en contacto con roedores de cola larga.