La Municipalidad de Chillán, a través de la su Dirección de Tránsito e Inspección Municipal, junto a la Seremía de Transportes y Carabineros de Chile prepararon una serie de medidas destinadas a contrarrestar la congestión vehicular que se esperaba para este “Súper Martes.

El alcalde Sergio Zarzar junto al Intendente Martín Arrau, el Seremi de Transporte, Cristóbal Jardúa, y el Prefecto de Carabineros de Ñuble, Coronel John Polanco, analizaron esta tarde en la Intendencia Regional la implementación de las medidas que tenían como finalidad paliar los efectos negativos del tráfico vehicular.

El edil chillanejo admitió que se trató de una tarea no exenta de problemas: “La gente tiene que entender que esto es así en Chillán y en todas las ciudades similares que tienen las características de capitales regionales. Esta ciudad ha crecido y tiene cerca de 53 mil vehículos, sumado a que la gran mayoría de los padres van a dejar a sus hijos en el primer día de clases, lo que dificulta el tránsito”, arguyó.

En este contexto el alcalde Zarzar explicó: “Hubo sectores bastante menos complicados de lo esperado, como también tuvimos sorpresas, específicamente en Av. Argentina con Ecuador, sobre todo con el flujo de vehículos que venían de la Villa Kennedy, pero afortunadamente Carabineros de Chile estuvo y estará presente en esas intersecciones para tomar las medidas necesarias desde hoy en adelante”.

El resultado es el trabajo de una mesa técnica que se efectuó para mitigar el tránsito vehicular y preparar una contingencia frente a los trabajos viales que se encuentran en realización, tales como en Av. Vicente Méndez, u otros puntos conflictivos como Av. Parque Lantaño, entre otros. Por su parte, Carabineros aseguró que desplegaron más de 100 efectivos en distintos puntos de la ciudad de manera coordinada con el municipio, la seremía y la Intendencia.