Cuatro buses que prestaban servicio de transporte remunerado a escolares del Liceo Técnico Puente Ñuble, fueron retirados de circulación por el personal de la Subcomisaría IAT y Carreteras, por no contar con los permisos requeridos para sus funciones.

Dos de los buses no contaban con la autorización que da cumplimiento el decreto Nro. 38 de la Seremía de Transporte y otros dos mantenían su autorización vencida.

"Por dicho motivo los vehículos fueron retirados de circulación e infraccionados por la falta correspondiente, tanto a los conductores como a los propietarios o representantes legales de los móviles", indicó la jefe de la SIAT Ñuble, capitán Daniela Hormazábal.

La fiscalización de los vehículos fue realizada al momento en que los buses llegaban con los estudiantes al establecimiento educacional.

En tanto, el seremi de Transporte Cristóbal Jardúa, recordó que: "la norma establece que la inscripción en este registro debe ser solicitada por el propietario del transporte, por su representante legal o por director del colegio en caso de que el servicio sea prestado por el propio establecimiento.

La autoridad también reiteró el llamado a los padres a verificar que el vehículo donde se transportan sus hijos esté debidamente inscrito en el Ministerio de Transporte, ya que es la única instancia que permite verificar que cuente con la documentación necesaria como el certificado de revisión técnica al día, que tenga con las medidas técnicas y de seguridad que corresponden, y que tanto el conductor como el acompañante estén autorizados para realizar dicho servicio con menores de edad.

Los responsables quedaron a disposición del Juzgado de Policía Local de San Nicolás.