Un servicio especial realizó la noche de este jueves el personal de Carabineros de la Segunda Comisaría de Chillán, iniciativa de la Prefectura Ñuble que contó con el apoyo de la Seremi de Salud, el Servicio de Impuestos Internos y la Municipalidad.

La labor especial policial desplegada bajo estrategias investigativas previas, permitió detener a 12 individuos por diversos delitos, asociados principalmente a la Ley de Casinos.

La ronda integral se inició a las 22:00 horas con la fiscalización a locales de máquinas de juegos de azar ubicadas en calle Arauco, donde se detectó el funcionamiento de uno de ellos sin patente municipal. En el lugar también se estableció el funcionamiento de un clandestino de apuestas, donde se detuvo a nueve personas por su participación en estos hechos ilícitos.

Tras la fiscalización a este casino, de incautó una mesa de casino (Black Jack), un maletín de póker con 277 fichas, tres juegos de naipes y más de dos millones de pesos en efectivo asociado al negocio clandestino.

La fiscal de turno, Claudia Zárate, instruyó que los nueve imputados por falta a la Ley de Casinos y el imputado por falta a la Ley de Propiedad Intelectual pasen a control de detención la mañana de este viernes por infracción a los artículos 277 y 278 del Código Penal en relación a las leyes mencionadas.

Fiscalizaciones a locales nocturnos

La acción conjunta con el Servicio de Impuestos internos, permitió a dicho servicio cursar dos infracciones por patente de alcoholes a centros nocturnos. En tanto la Seremi de Salud fiscalizó 18 centros, determinando el inicio de tres sumarios sanitarios.

La ronda también permitió infraccionar a una persona por falta a la Ley de Tránsito y dos por faltas al Artículo 25.

"Fue una ronda bastante efectiva, Carabineros va a mantener un control permanente de fiscalización, con mayor presencia policial durante los fines de semana, principalmente, para fiscalizar locales de alcoholes, de manera que la comunidad también pueda advertir estos procedimientos en la región", indicó el prefecto de Ñuble, coronel John Polanco.