La nueva cartera tiene por objetivo encargarse de planes y programas en materia de equidad y desarrollo social desde un enfoque familiar y de integración social.

En condiciones de convertirse en ley de la República quedó el proyecto que crea el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, cartera que -según lo explicó el diputado de la UDI Gustavo Sanhueza- “se encargará de velar por la aplicación de las políticas públicas destinadas a sectores vulnerables y a las familias del país”.

“Gracias a este ministerio, se podrán aplicar de manera más eficiente las políticas públicas del gobierno, pero sobre todo, nos permitirá abordar los distintos problemas desde un enfoque familiar, donde se comprenderá a cada individuo en el contexto de su entorno, siempre considerando a la familia como el núcleo de nuestra sociedad”, dijo Sanhueza.

El nuevo Ministerio de Desarrollo Social y Familia colaborará con el Presidente de la República para trabajar en el diseño, implementación y coordinación de todas las acciones destinadas a la protección social de los chilenos y las familias que se encuentren en riesgo de vulnerabilidad.

“Estamos fortaleciendo a las familias del país y el rol que cumplen en la vida en sociedad, promoviendo su desarrollo, el trato digno y medidas de apoyo para asegurar su estabilidad en todos los aspectos”, finalizó Gustavo Sanhueza.