Con alegrías dos de las familias afectadas por el incendio forestal del pasado viernes en Coelemu, recibieron ayer sus viviendas de emergencia gestionadas por la Gobernadora de Itata, Rossana Yáñez, para dar respuesta rápida al problema de habitabilidad que hay tras perder sus viviendas por completo arrasadas por el fuego.

 

Ayer la máxima autoridad provincial, se reunió temprano con el intendente de la región de Ñuble, Martín Arrau, para compartir un desayuno con los vecinos afectados, en dependencias de la ex escuela de Caravanchel, allí se hicieron presentes también la seremi de Desarrollo Social, Doris Osses, y la directora regional de Indap, Tatiana Merino, quienes expusieron los diferentes beneficios que entregarán a los vecinos.

 

Tras ello, la Gobernadora se trasladó hasta el fundo El Regreso, de propiedad de Manuel Pradenas y su esposa Raquel, quienes perdieron su casa en el incendio, y desde ese día no han dejado su hogar, durmiendo al interior de un furgón. Ante esto la Gobernadora Rossana Yáñez gestionó la construcción de una mediagua provisoria para ellos, petición que fue acogida pro el empresario Franz Iraira, quien donó dos mediaguas, que llegaron hoy para ser instaladas.

 

La otra mediagua fue para la familia de Francisco Leal, presidente de la Junta de Vecinos de Caravanchel, quien también perdió su casa por el fuego. “Como Gobierno del Presidente Sebastián Piñera se ha trabajado en terreno desde el primer minuto en que se inició esta emergencia acá en Coelemu, dando carácter de urgencia para resolver las necesidades más inmediatas de las familias afectadas.

Estas mediaguas, buscan dar solución en corto plazo y de forma temporal a la falta de un techo a las familias afectadas mientras se tramitan sus viviendas de emergencia y definitivas, por ello agradezco a Constructora Iraira por este valioso aporte. Los daños que ha provocado este incendio han sido devastadores para los vecinos de Guarilihue y Caravanchel, por lo mismo continuaremos día a día en terreno visualizando las necesidades y ayudas que seguirán necesitando y siempre podrán contar con esta gobernación”, sostuvo la Gobernadora. Rossana Yáñez.

 

Para la señora Raquel, una de las afectadas, esto ha sido una bendición, agradeciendo la rápida respuesta del Gobierno. “Gracias a Dios nos ha llegado harta ayuda”. Yo de primera tenía pena, pero ahora se me ha quitado un poco. Cuando empezó el incendio estábamos en la casa con mis nietos y mi marido, entonces alcanzamos a salir o sino nos quemamos. Fue todo rápido, una cosa insoportable. Nunca había visto un incendio así. Todos se han portado bien y estoy agradecida de todo, especialmente de la Gobernadora que nos ha acompañado todos los días. No quisimos dejar solo el terreno porque teníamos unas cositas y no queremos que nos roben”, comentó.

 

Eso sí, aprovechó la instancia para solicitar ayuda para poder contar con una cama donde dormir. “Necesito una cama de dos plazas, un somier porque no puedo dormir en el sueldo porque tengo artrosis en las dos rodillas y mala una pierna para poder dormir, solicitó la vecina. Los diferentes organismos del Gobierno se encuentran canalizando la ayuda para entregar en los próximos días las viviendas de emergencia definitivas para los afectados.