La SEREMI de Salud prohibió el funcionamiento de una piscina ubicada al norte del radio urbano de Ninhue, por no contar con la respectiva autorización sanitaria para funcionar como recinto de uso público.

 

La fiscalización fue encabezada por la seremi de Salud Marta Bravo, quien junto a funcionarios de Acción Sanitaria, constataron el incumplimiento - entre otras normativas -  del DS 209/2002, Reglamento de Piscinas de Uso Público.

 

“Nuestra misión es proteger a las personas, y en este caso existe el agravante de no tener autorizados sanitariamente particulares de agua y alcantarillado, y piscina sin sistema de desinfección, al igual que de consumo humano”, precisó Bravo, agregando que se inició un sumario sanitario en contra de los propietarios del recinto.

 

Además, se detectó incumplimiento al DS 301/84, Reglamento sobre condiciones sanitarias mínimas de camping o campamento de turismo. El recinto solo puede volver a funcionar una vez que se subsanen las irregularidades detectadas por la Seremi de Salud de Ñuble.

 

En 2018, se realizaron 51 inspecciones con un total de sumarios a piscinas.