Un duro golpe a la comercialización de carne en mal estado propinó la autoridad sanitaria de Ñuble, luego que la Unidad de Seguridad Alimentaria de esa institución, detectó en Chillán el funcionamiento no autorizado de una bodega ubicada en el km 5 de la Panamericana Norte, propiedad de Comercial de Carnes B&H Ltda. 

 

Allí, la seremi de Salud, Marta Bravo, encabezó una inspección en la que se constató la operatividad de este local de almacenamiento de carnes congeladas, sin autorización sanitaria vigente. “Este operativo es el decomiso más importantes desde que somos región y va en la línea de lo que el intendente Martín Arrau nos ha encomendado: proteger la salud de las personas. En este caso, además se encontraron fecas de roedor en la bodega, por lo que quedó con prohibición de funcionamiento y se inició sumario sanitario por incumplimiento al DS 977/96 del Minsal”, puntualizó Bravo, agregando que desde el lunes pasado la carne estuvo retenida, con sellos sanitarios, para su posterior decomiso y desnaturalización.

 

“La inspección de todas las cajas se realizó solo una vez que hubo mano de obra de la empresa para realizar movimientos, por el alto volumen almacenado. Finalmente se realizó retención de 11.020 kilos de productos cárneos (cerdo y ave) que fueron desnaturalizados para luego ser trasladados a un relleno sanitario autorizado, por pérdida de cadena de frío, fechas de vencimiento caducas, además de no estar justificada la procedencia de los productos acopiados en dos containers”, explicó Bravo.

 

Por lo anterior, la comercializadora en cuestión, tuvo que disponer de un contenedor de residuos para el trasladado a vertedero autorizado para la disposición final de los productos antes descritos, haciéndose responsables de las costas.

 

“Nos parece de mucha trascendencia que se logre desbaratar la comercialización de carne que no cumple con las normas sanitarias. Por ello, hacemos un llamado a la población a denunciar estas malas prácticas para que también sean investigadas por las policías”, dijo Alán Ibañez, encargado de Seguridad Pública de Ñuble.