Su total rechazo manifestó esta jornada el senador Felipe Harboe Bascuñán ante la desvinculación de la administradora municipal de Chillan Viejo, Carol Lagos, llevada a cabo por el alcalde de  la comuna, Felipe Aylwin.

 

El legislador PPD apuntó a que con esta resolución, se vulneran los derechos de las mujeres y los trabajadores, tomando en consideración el impecable trabajo llevado a cabo por la funcionaria y el que ella además se encontraba con licencia médica en el momento en que fue desvinculada.

 

“Me parece que no son los ideales propios de un dirigente socialista el vulnerar los derechos de mujeres y, menos aún, de trabajadores que se encuentran con licencia médica. El tiene el derecho a trabajar con quien estime pertinente, pero no permitiremos que un voto más o un voto menos en una comuna, signifique arrodillarnos ante abusos o eventuales faltas de transparencia”, declaró el senador del PPD.

 

Acorde a lo expuesto por el legislador, el único “pecado” llevado a cabo por la administradora municipal, fue velar por la transparencia en el municipio, apuntando a que ella le hizo presente al alcalde algunas situaciones al margen de la ley  que “no eran adecuadas para el correcto manejo del municipio”, lo que finalmente terminó costándole el cargo.

 

Según Carol Lagos, la relación con el edil se tensó cuando ella se negó a realizar un decreto para reincorporar al alcalde en sus funciones, en momentos en que, dada su calidad de administradora municipal, tuvo que asumir la subrogancia del alcalde por la suspensión que el Ministerio Público llevó a cabo contra Aylwin, a raíz de una acusación de fraude al fisco.

 

“Me negué a realizar el decreto porque estaba al margen de la ley y porque no existía ninguna resolución del tribunal que dejara sin efecto la suspensión. Desde ese momento, empecé a recibir amenazas de que si no hacía dicho decreto, me iban a echar. Me negué de todas formas, no me echó en ese momento pero se tensó la relación y en adelante no me hablaba, me dejó al margen de todo, hasta que sucedió esto”, declaró la afectada, quien hoy se encuentra con licencia médica por estrés laboral severo.

 

El rechazo al actuar del alcalde fue también respaldado por los concejales Jorge del Pozo, Alejandra Martínez, Susana Martínez, Patricio San Martín y Pablo Pérez, quienes a través de un comunicado repudiaron la decisión del alcalde y apuntaron a que Carol Lagos “en un esfuerzo notable, estaba ordenando la casa y haciendo las cosas como deben ser: con transparencia, rectitud y eficiencia, que es lo que más requiere nuestro cuestionado municipio”,