El diputado de la UDI Gustavo Sanhueza, anunció esta mañana que apoyará el proyecto de ley enviado junto a un grupo de parlamentarios del gremialismo, que tiene como objetivo “combatir de manera más eficiente el tráfico de drogas, particularmente al interior de los recintos penitenciarios”.

         Según lo explicó el legislador, la iniciativa legal propone que todos los extranjeros condenados por delitos menores y que estén vinculados al narcotráfico, sean deportados a sus países de origen para que no continúen cometiendo estos ilícitos al interior de las cárceles”.

         “Esto serviría no sólo para liberar espacios en los recintos penitenciarios, sino también para mejorar las condiciones dentro de ellos”, acotó.

         Por otro lado, la propuesta aclara que “en el caso de aquellos extranjeros condenados por crímenes de alta connotación pública, delitos graves y delitos de sangre, deberán cumplir sus condenas en Chile para asegurarnos que no sean puestos en libertad en sus países”.

         “Esta iniciativa busca concretar una política pública seria y concreta frente a la situación de nuestra cárceles y el flagelo de la droga en nuestro país, mejorando también las condiciones al interior de los recintos penitenciarios para los gendarmes y la población penal”, finalizó Gustavo Sanhueza.