Cubrir la boca y nariz con el antebrazo al estornudar; lavarse frecuentemente las manos; evitar la contaminación al interior de los hogares y ventilar los espacios diariamente son algunas de las recomendaciones que el Servicio de Salud Ñuble está promoviendo para cuidar la salud de las personas.

La presencia de contaminación tanto ambiental como al interior de los hogares, sumada a las bajas temperaturas, hacen que esta sea una época ideal para la circulación de los virus que generan las enfermedades respiratorias.

Frente a este escenario, profesionales del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), reforzaron el llamado a cuidar la salud sobre todo de quienes son más vulnerables a sufrir complicaciones debido a este tipo de patologías, como lo son las y los adultos mayores, así como los niños y niñas.

En esa línea, el director (s) de la institución, Ricardo Sánchez Opazo, indicó que “la campaña de invierno permite que la red asistencial esté preparada para hacer frente al incremento de consultas por enfermedades respiratorias, reforzando sus equipos, centros de salud y unidades de urgencia. Sin embargo, debemos recordar que los principales encargados del cuidado de la salud somos nosotros. Por ello, es fundamental que la comunidad siga las recomendaciones que brindan constantemente los equipos de salud, que son sencillas y generan un impacto sanitario importante”.

Fernando Bustamante, kinesiólogo Encargado de los Programas de Salud respiratoria de la institución, explicó que “las medidas de autocuidado son muy simples, por ejemplo, lavarse las manos frecuentemente es fundamental; estornudar o toser tapando la boca y nariz con el antebrazo; usar pañuelos desechables y botarlos inmediatamente una vez utilizados”.

“También debemos mantener las superficies limpias y desinfectadas para eliminar los virus que están en el ambiente, ventilar nuestros espacios todos los días, por al menos 15 minutos, ya que esto permite la circulación del aire al interior de los espacios y reduce la humedad que es el hábitat ideal de todos los virus y hongos que nos pueden enfermar”, añadió el profesional.

 

Atención a estos síntomas en las y los adultos mayores

Uno de los grupos que está más expuesto a sufrir complicaciones por las patologías respiratorias son las personas mayores, por esta razón, Fernando Bustamante puntualizó que, en el caso de este grupo etario, los consejos apuntan a evitar los cambios bruscos de temperaturas; abrigarse para salir y consultar a médico. Respecto de quienes ya tienen una enfermedad respiratoria crónica, deben continuar con el uso de inhalador, el que siempre debe ser empleado con aerocámara.

El kinesiólogo añadió que es importante estar alertas frente a síntomas como escalofríos; decaimiento, falta de apetito y malestar general; dolor en la zona de las costillas tipo puntada o dificultad al respirar; si los labios o piel tienen un tono azulado o muy pálido; o tienen tos con sangre, es importante que las personas mayores acudan al CESFAM, SAPU o SAR más cercano, o bien, llamar a Salud Responde 600 360 7777 como primer medio de orientación”.

Otro de los consejos es cuidarse entre las familias y vecinos, para ello, es primordial que las personas avisen al centro de salud en caso de tener conocimiento de adultos mayores que vivan solos. Esto permitirá al equipo estar más alerta a su estado de salud.