El delegado ministerial del MOP, Ignacio Vera llegó hasta la comuna de Tucapel para inspeccionar los daños que dejó un socavón en el tramo inicial del canal Laja-Diguillín producto de las intensas lluvias de mayo y el desborde de un canal.

Lo anterior provocó una grieta y daños estructurales en un tramo de 600 metros, lo que ponía en riesgo el comienzo de la temporada de riego para los agricultores de 5 comunas de Ñuble: Yungay, Pemuco, El Carmen, San Ignacio y Bulnes que están agrupadas en Agro Canal (Yungay, Pemuco, El Carmen) y la Junta de Vigilancia del río Diguillín (San Ignacio y Bulnes).

En la vista inspectiva participó además de Vera, personal de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas, la empresa a cargo de los trabajos y el juez de aguas de la Junta de Vigilancia del río Diguillín (JVRD), Francisco Saldías.

“Este proyecto tiene una componente de diseño desarrollado por la DOH y construcción a través de un contrato de emergencia. El contrato tiene una duración de 50 días de corrido con trabajos que se realizarán en doble turno y habilitar todos los procesos constructivos para que esto no vuelva a ocurrir. En una segunda etapa se desarrollará vía licitación pública la construcción de un dren o tubería que permita captar todas las aguas subterráneas y superficiales que están provocando problemas en esta zona del canal Laja-Diguillín”, señaló Luis Alvear, ingeniero del Departamento de Proyectos de la DOH, jefe del proyecto del canal Laja-Diguillín y Embalse Zapallar del MOP.

En esta línea el delegado del MOP, Ignacio Vera señaló que “estamos en el río Laja, bocatoma Tucapel en el tramo inicial de 8 metros de los 62 que tiene este proyecto y aquí hubo daños importantes de socavamiento y la importancia de repararlos es poder asegurar que en la próxima temporada de riego los regantes cuenten con el volumen de agua que necesitan para seguir produciendo en el inicio de temporada. Hay que destacar la voluntad del gobierno de haber aprobado con un decreto de emergencia esto, para resolverlo de forma rápida”.

Para Francisco Saldías de la JVRD dijo que esto “es una muy buena noticia ya que son alrededor de 4.500 agricultores que se benefician del riego de este canal. Le podemos decir a todos los regantes que esta obra estará operativa en septiembre y el desafío es que ahora los agricultores limpien sus canales, los reparen de la mejor posible para aprovechar el agua”.

La empresa a cargo de las obras de reparación del socavón es Constructora Conpax SPA y el monto fue de 545 millones de pesos.

El proyecto Laja-Diguillín beneficia una superficie de riego de 44.630 hectáreas de las cuales 35 mil corresponden a las 5 comunas de Ñuble.

Las zonas de San Ignacio y Bulnes que son las más grandes del punto de vista de riego, abarcan unas 30 mil hectáreas y las otras cinco mil corresponden a Agrocanal.