Avanzar hacia una sociedad más inclusiva en todos los niveles, es el propósito del proyecto de ley que ingresará en los próximos días el diputado de la UDI Gustavo Sanhueza y que establece la obligación de adaptar las viviendas sociales según los requerimientos de las personas con discapacidad.

         Según reza el texto legal, se consagra como obligación legal, el hecho de adaptar las viviendas a los requerimientos propios de las personas que se encuentren en situación de discapacidad, con el objeto de otorgar una vivienda digna que se adapte a la realidad personal y familiar, y que constituya una mejora en la calidad de vida de estos individuos.

         Sanhueza explicó que la iniciativa determina que “la empresa constructora que se adjudique la licitación del proyecto, deberá sostener reuniones previas con los futuros propietarios, a fin de establecer los requisitos propios”. Esto no significará un costo mayor por propiedad, y si así ocurriese, deberá ser costeado por la empresa constructora.

         “Es necesario que avancemos en materia de integración en todos los niveles, en lo social, en lo urbano y en lo laboral. Como sociedad tenemos el deber de generar condiciones adecuadas para todos. Este proyecto avanza justamente en esa línea”, finalizó Sanhueza.