Una multa de 198 millones de pesos deberá pagar la empresa sanitaria ESSBIO luego que el 22° Juzgado Civil de Santiago ratificara una multa establecida por la SISS debido a deficiencias en la continuidad del servicio de agua potable en varias localidades de la Región del Biobío, durante el primer semestre de 2014.

El tribunal determinó apoyar la sanción de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, incluyendo mantener el monto de la multa, después de rechazar un recurso interpuesto por la empresa en que argumentaba que la formulación de cargos había sido defectuosa y que no estaba clasificada en la ley la infracción de realizar cortes de agua no programados.

La sentencia rechaza todos los puntos argumentados por la empresa y señala que “la interrupción del servicio de agua potable se puede producir en distintos niveles, por ejemplo, puede producirse a nivel de la planta distribuidora (matriz), lo que puede afectar a uno o varios cuarteles, o puede producirse a nivel de cuartel, caso en el cual solo éste se verá afectado, mas no los restantes. Como se ve, la interrupción puede ser una, pero producir consecuencias de mayor envergadura si sus efectos se propagan a diversos cuarteles”, señala el fallo.

Sobre esta materia, es preciso señalar que la SISS ejecuta un seguimiento y fiscalización permanente respecto de la frecuencia de cortes de emergencia en un determinado sector o cuartel, los cuales no deben superar los 3 cortes en el año. Si ESSBÍO registra un nuevo corte en el mismo sector ya sancionado, la SISS podría aplicar el doble de la multa original al mismo sector en las evaluaciones semestrales posteriores.

Paralelamente,  el organismo realiza seguimiento de todas las localidades que presentan cuarteles con discontinuidad, instruyendo mejoras en aquellos que se repiten en años anteriores, lo que ha permitido que la sanitaria realice inversiones en los sectores afectados, renovación de matrices y válvulas, disminuyendo el número de afectados con más de 3 cortes en distintas localidades de la región, como en Talcahuano, Concepción, Coronel, Tomé y Chiguayante.

De esta forma, en el caso de ESSBIO la SISS ha iniciado otros 4 expedientes sancionatorios, correspondientes a los cortes no programados de agua potable ocurridos durante los años 2015, 2016, y primer semestre de 2017. Cada uno de ellos, se encuentran actualmente en distintas etapas administrativas.