Considerando un tema fundamental para la Región de Ñuble, como es el proyecto de un nuevo centro penitenciario, la Gobernadora Paola Becker lideró la primera reunión de la mesa de trabajo definida con este propósito que contó con la participación del Seremi de Justicia y Derechos Humanos, Sergio Vallejos; la Delegada Ministerial de Justicia, Jacqueline Guiñez; los representantes de Gendarmería Diter Villarroel, director regional (S) Biobío, Pablo Toro, inspector operativo y el Alcaide de Chillán Rafael Cadenas; además del representante de la Municipalidad de Chillán, Pedro San Martín.

“Esta mesa se formó a solicitud del Ministro de Justicia, Hernán Larraín, que dispuso la formación de una comisión para buscar un terreno para la instalación de la cárcel regional en Ñuble. Esta fue una primera reunión para fijar la modalidad de trabajo y empezar a definir los primeros aspectos técnicos de la futura cárcel”, precisó el Seremi de Justicia y Derechos Humanos de la Región del Biobío, Sergio Vallejos.

“Hoy día confirmamos que la nueva Región de Ñuble necesita una cárcel a nivel regional con los estándares técnicos y por eso estamos iniciando este proceso para en el corto plazo definir cuáles son los estándares y además las condiciones del terreno” destacó la Gobernadora Paola Becker.

            “Vamos a seguir trabajando para tener todos los antecedentes técnicos, presupuestarios y levantar la necesidad, poner en conocimiento y sensibilizar sobre los temas”, agregó la Delegada Ministerial de Justicia, Jacqueline Guiñez.

“Desde el punto de vista de Gendarmería nosotros tenemos que iniciar algunos procesos para instalarnos como Dirección Regional, eso es lo que en esta oportunidad se ha conversado. Fue una primera instancia de coordinación y análisis”, señaló Diter Villarroel, director regional (S) Biobío de Gendarmería.

La próxima reunión está programada para comienzos de julio con el propósito de seguir avanzando en los aspectos fundamentales de este proyecto clave para Ñuble.