A pesar de la experiencia, la mujer de 39 años accedió a continuar con la celebración en honor a los invitados.

Una pareja italiana tenía todo preparado para el mejor día de sus vidas, pero el novio se arrepintió y abandonó en el altar a su pareja. A pesar de la tristeza y el pesar, la italiana Nadia Murineddu decidió continuar con la fiesta de matrimonio para “cumplir” con los invitados.

La historia ha circulado a través de diversos medios a nivel mundial, relatando que la pareja se conoció hace siete meses a través de Facebook y a pesar de los 15 años de diferenciaentre ambos decidieron dar el gran paso.

Estaba todo listo para el gran día. El militar de 24 años de edad y la mujer de 39 hicieron el curso prematrimonial en una parroquia del pueblo de Sorso y reservaron un buen restaurant para la celebración.

De manera lamentable, el novio no llegó y se limitó a enviar un mensaje, diciendo escuetamente que “tengo que volver al cuartel militar”. La reacción fue obvia. Nadia estaba sumamente triste y su familia buscó la forma de consolarla.  

El padre y la novia decidieron continuar con la fiesta: “Total, ya está todo pagado”, dijo el hombre. Y Nadia también quiso realizar la fiesta: “Debía ser una fiesta. El día más hermoso de mi vida, pero no quise que fuera el más horrible. Así que pensé lo mismo que mi padre. Y me dije: ´En el fondo, no se murió nadie, la vida continúa”.

Por el momento, la desafortunada novia asegura que no perdonará a su ex pareja y podría demandarlo, ya que el Código Civil italiano establece que en el matrimonio se “obliga al que promete, si no tiene justos motivos para justificarse, a resarcir el daño ocasionado a la otra parte por los gastos realizados y por las obligaciones contraídas a causa de aquella promesa”.