El hecho fue difundido por el Twitter de la misma jefatura policial.

La historia fue difundida por los mismos policías durante el jueves pasado, quienes registraron cómo una oficial amamantó a una guagua mientras cumplía su turno en su comisaría.

El hecho ocurrió en la provincia de Chubut, en Argentina. Todo comenzó cuando un hombre, a eso de las 23:30 horas del sábado pasado, llegó a la 2° Comisaría de la policía de esa provincia, acompañado de su hermana, la que pidió hacer una denuncia ya que la madre de la bebé no la quiso recibir “en el horario acordado”.

“Desde hacía más de seis horas la beba no era alimentada naturalmente”, expuso la oficial Mónica Quijón en el informe. Sin embargo, lo siguiente sorprendió a todos: “Al escuchar que la niña lloraba cada vez más entendí que la beba tenía hambre y su padre no podía calmarla. Como soy madre de un bebe de 11 meses es que entiendo la situación, la cual me conmovió y estremeció. Al ser mi bebe lactante es que me ofrezco rápidamente a darle el pecho a la bebé”.

El informe continúa con que los familiares de la menor se sorprendieron con la actitud de la uniformada, pero “la dejaron en mis brazos para que pudiera ser amamantada por mí. En ese momento, la niña automáticamente se calma y comienza a alimentarse”

 

De acuerdo al informe, la menor se alimentó durante dos horas de los pechos de la policía “hasta quedar complementa dormida”.

El twitter oficial de la jefatura de Chubut fue el encargado de difundir los hechos.