La madre de nacionalidad boliviana, lo trasladó hasta un centro asistencial, donde no hubo respuesta.

Tras permanecer encerrado durante siete horas en una camioneta, un bebé de siete meses murió en la ciudad de Arica, luego de que su madre lo dejara en ese lugar mientras trabajaba en el comercio de la ciudad.

De acuerdo a las pericias del Servicio Médico Legal consignadas por diario El Mercurio, el lactante falleció producto de una "asfixia de origen indeterminado".

La madre del menor, de 38 años y nacionalidad boliviana, fue detenida por la PDI, consignando varias versiones distintas respecto a los hechos. Lo que se conoce, es que al percatarse que su bebé no tenía signos vitales, ella lo trasladó hasta el Hospital Regional de Arica, donde pese a los esfuerzos médicos, no pudo haber una reanimación exitosa.

Las indagatorias descartaron participación de terceros, determinándose que el menor estuvo solo entre las 5 y las 12 horas del día jueves.