Este es uno de los tres exámenes que se establecieron para funciones que requieran "elevados niveles de confianza y certeza en su actuar", según un instructivo que comienza a regir en julio.

 Tras las últimas denuncias conocidas en el caso "Fraude en Carabineros", la institución implementará tres nuevas pruebasa sus funcionarios con el objetivo de "alertar, detectar, prevenir e investigar las acciones y/u omisiones reñidas con el ordenamiento jurídico e institucional"..
 

Según un instructivo al cual tuvo acceso 24 Horas, se establece que los uniformados deberán someterse desde ahora a "exámenes de confianza", los cuales son: "Declaración de Patrimonio", "Disponibilizar la situación financiera" y "Prueba de Polígrafo", esta última conocida comúnmente como el "detector de mentiras".

En el instructivo se sostiene que la Prueba del Polígrafo "es un instrumento tecnológico que tiene por finalidad medir y registrar las reacciones fisiológicas que emite el cuerpo humano, con las cuales se pretende analizar las respuestas a las interrogantes planteadas, fueron normales a los parámetros establecidos".

 

Añade que el test "será considerado como un antecedente que contribuirá a formar criterio orientador en la toma de decisiones, respecto del personal de la institución que se pretende asignar a funciones sensibles, que requieran elevados niveles de confianza y certeza en su actuar (...)".

Se aclara que los exámenes son de carácter voluntario, sin embargo "la práctica de los mismos contribuirá para formar criterios orientados para la toma de decisiones, asignaciones de cargos o funciones, o bien para el establecimiento de un determinado riesgo.

El documento está firmado por el general director de Carabineros, general Bruno Villalobos, y comenzará a aplicarse el 01 de julio de 2017.