Entre el 26 de octubre y el 5 de noviembre los productores de vid de la región, cuyas viñas y arándanos se encuentren el área bajo control de la polilla del racimo de la vid, Lobesia botrana, deberán realizar las aplicaciones químicas para controlar la plaga en su primera generación, mientras que la fecha máxima del siguiente tratamiento será el 30 de noviembre, lo que dependerá del periodo de protección del producto utilizado y la fecha de inicio de la aplicación.

Al respecto el Director Regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Bío Bío, Jaime Peña Cabezón, explicó que “en los predios de vid se deberán iniciar los tratamientos siempre y cuando la variedad a aplicar presente de manera mayoritaria escobajo o racimo separado. Así, las aplicaciones deberían comenzar en las variedades más tempranas en huerto de uva de mesa o viñedo”.

Asimismo, recordó a los productores que deben dar aviso al SAG al menos 48 horas antes del inicio de cada aplicación, ya sea en forma presencial, mail o teléfono. (42 2224768 - contacto.biobio@sag.gob.cl)

Sobre los predios donde se implementen programas convencionales u orgánicos, se deberán realizar las aplicaciones necesarias para cubrir 30 días de forma ininterrumpida desde el inicio de la primera aplicación realizadasegún los períodos de protección de cada insecticida. Con el fin de que no existan momentos de desprotección en el cultivo, se sugiere iniciar las aplicaciones sucesivas un día antes que culmine el período de protección del producto aplicado anteriormente. La información sobre los períodos de protección de los plaguicidas, la lista de productos autorizados para el control de Lobesia botrana, las declaraciones de eficacia, las consideraciones técnicas junto con los contactos de las oficinas sectoriales se encuentra disponible en la página web del Servicio, www.sag.cl.

A la fecha en la región se encuentran bajo el área de control de vid 366 productores, con un total de 747.9 hectáreas en 14 comunas de la región (Bulnes, Chillán, Chillán Viejo, Coelemu, Los Ángeles, Mulchén, Negrete, Ninhue, Portezuelo, Quillón, Ránquil, San Nicolás, Trehuaco, Yumbel). En el caso de las áreas bajo control de arándanos hay 45 productores que deberán hacer aplicaciones, cuya superficie total es de 555.7 hectáreas, las que están 13 comunas de la región (Chillán, Chillán Viejo, Coihueco, Los Ángeles, Mulchén, Ninhue, Ñiquén, Pinto, Quillón, San Carlos. San Nicolás, San Ignacio, Tucapel).